La Carrera de la SEDENA sí tiene precio.

Este fin de semana se cumple 1 año de la desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa donde las fuerzas militares estuvieron involucradas y, casualmente, la SEDENA organiza una carrera conmemorativa.

No señalo a las fuerzas del ejército como culpables o responsables de lo sucedido, así como no puedo (ni podemos) señalaros en los casos de Tlatlaya, Atenco, Acteal, Aguas Blancas, el 2 de octubre. Como bien sabemos, el ejército a lo largo del tiempo, ha servido para los fines del Estado y, lejos de servir a “la patria”, trabajan por los intereses del grupo de poder en turno. No sé ustedes, pero cada vez que me detiene un policía me da temor y desconfianza, pero no se compara con el miedo que podemos sentir cuándo son Federales o un grupo de militares en un retén (en el mejor de los casos) en medio de una carretera en un autobús o en automóvil propio.

Es muy inocente pensar que la carrera no tiene ningún fin más que el recreativo o que mostrará lo “valores” de dicha institución. Participar en ella, legitima la fuerza armada del Estado y demostrará que el pueblo de México no está unido o que le da igual, mientras atrocidades como estas, perpetuadas por nuestro HH ejército, circulan todos los días por redes y medios de comunicación (las que llegan).

Es verdad que, como en todos lados, habrá muchísimos militares que no conviven con este actuar y denostar de sus compañeros; y que también, ante calamidades y desafortunados encuentros con la naturaleza, son quienes apoyan y ayudan a salvar vidas, pero ¿Acaso eso no lo hace también la Cruz Roja, los brigadistas, bomberos, ciudadanos, sin portar armas y, además, sin recursos tan asiduos del gobierno? Decir que sólo es una carrera y que no debemos politizar la carrera es un error. Todo acto humano, es un acto político. Participar en una carrera como esta, sin un sentido crítico (al menos) es parte de esa política del Estado, que busca con esta “acción” (que se paga con los impuestos de sus contribuyentes, o sea, ¡no es gratis!) una licencia social en un día clave en la vida política del país.

Habrá marchas este fin de semana por todo el país y sería bueno participar en una de ellas; se puede no participar en ellas y no pasará nada (como siempre), sin embargo, participar en la carrera de SEDENA, ¡Sí que hará algo! Tirará por la borda el esfuerzo y trabajo de mucha gente que ha ido contra corriente ante un gobierno corrupto y cínico.

Algunos proponen portar el número 43 en la carrera, lo cual puede ser una opción de protesta, aunque un poco contradictorio si al final aceptas los beneficios de la misma (playera, hidratación, ruta, medalla).

¡No le demos más poder al poder del Estado!

 

Coach

Salvador Gutiérrez Ortega

 

Comentarios

Comentarios

Cristina Palacios

Mexicana por don de Dios, #ProfesoraPorVocación, #RunnerPorConvicción, #PumaDeCorazón y #SocialMedia por decisión. #EquipoYCorreranSinCansarse. Columnista, Articulista y Colaboradora en ycorreransincansarse.com.mx

2 Respuestas

  1. eduardo dice:

    Puedes tener la razon pero me gustaria conocer tu opinión de la otra cara de la moneda, sin justificaciones ni pretextos. Saludos

  2. Karla mendez dice:

    Tres años que se cumplen ya, los ayotzis un año, entonces no es algo prematuro que la sedena este haciendo esto, si concuerda o no eso ya es otra cosa, tampoco va pasar nada si se hace o no bastante hemos sufrido con tantas marchas y vandalismo así como venta de drogas en estas mismas.
    El no concordar los pensamientos yihadistas pejistas de muchos chayros no te convierte en lame botas del gobierno corrupto, lo clásico que argumentan muchos, pero si su movimiento ya lo politizaron no me interesa, eso no ayuda con la salud, entonces por ende el deporte es mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *