2 semillas mágicas para corredores

¿Cuáles son esas semillas mágicas capaces de mantenerte con energía durante todo el día?

Comerlas juntas en el desayuno significaría tener el mejor suplemento alimenticio en nuestro organismo ademas te ayudará a bajar de peso y a tener un vientre plano.

Por supuesto, nos referimos a la Chia y a la Avena.

LA CHIA

chia

Es una excelente fuente de fibra, contiene  2 veces la proteína de cualquier otra semilla, 5 veces el calcio de la leche entera, además del boro, mineral que ayuda a la absorción del calcio en los huesos, 2 veces la cantidad de potasio de los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, y 3 veces más hierro que las espinacas, a parte de grandes cantidades de ácidos grasos esenciales omega 3. También es fuente de magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc y otras vitaminas.

LA AVENA

avena

La semilla de avena como tal no es posible consumirla dada la dureza de su cascara, es por eso que debe pasar por un proceso que va desde quitarle la cascara, exponerla a calor, cortarla y finalmente hacerla en hojuelas que es la presentación que conocemos comercialmente.

es uno de los cereales más completos y saludables; contiene fibras solubles e insolubles, aporta energía, proteínas,  carbohidratos de absorción lenta, grasas insaturadas omega 6, vitamina E, B6 y B5, además minerales como hierro, selenio, manganeso y cobre.

Aquí la receta para preparar un desayuno riquísimo.

Ingredientes:

500 ml  de agua pura

1 taza de avena

2 cucharaditas de vainilla

1 rama de canela o una cucharadita de canela en polvo

2 cucharadas de miel

1 pizca de sal

4 cucharadas de semillas de  chia

Elaboración:

Poner el agua, la canela, la vainilla en un recipiente y ponerlo a hervir.

En cuanto empiece a hervir bajar a fuego lento y agregar la avena moviendo ligeramente con una cuchara y esperar por 5 minutos (no tapes el recipiente).

Pasados los 5 minutos, apagar el fuego y dejar reposar por 5 minutos con el recipiente tapado.

Agrega la miel y la pizca de sal y mezcla todo para que los ingredientes se unan perfectamente (no olvides retirar la ramita de canela antes de la mezcla).

Sirve en un tazón cuando aun esté caliente y espolvorea la chia encima, mezcla todo y disfrútalo.

Se pueden agregar frutos secos o frescos al gusto.

(no uses leche por ningún motivo pues te inflamará el estomago)

 

Comentarios

Comentarios

Antonio Hernandez

Nací de buenos padres, #Profesor por causalidad, #Geek por gusto #Runner por necesidad, soy de #AbajoYaLaIzquierda, #LiderDeProyecto por accidente y #Sud por convicción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *